martes, 11 de junio de 2013

JOSWALDO GÓMEZ OCAÑA Y EL DESCUBRIMIENTO ARQUEOLÓGICO DEL POBLADO IBÉRICO DE “FUENTE DE LA MOTA” EN CUENCA


"Aspecto del paraje de Plaza del Moro en la actualidad"  Foto: David
 
No todos los mortales podemos presumir de haber descubierto un yacimiento arqueológico a lo largo de nuestra vida.
Muchos menos somos los que hemos recibido una mención o medalla por ese hecho, y menos gente aún, los que pueden presumir de encontrar los restos arqueológicos hallados, expuestos en una vitrina de un museo provincial.
Este es el caso de Joswaldo Gómez Ocaña, maestro de primera enseñanza en el siglo pasado, y que a principios de los años 70, descubrió y participó en las primeras excavaciones que se realizaron en el yacimiento arqueológico de Fuente de la Mota, en la conquense localidad de Barchín del Hoyo.
 
Ser maestro en esos años no era cosa fácil, y mucho más difícil lo era ejercer en  poblaciones tan pequeñas como Barchín del Hoyo. Allí, un docente hacía realidad la frase de “pasas más hambre que un maestro escuela”, pues en esos años, se cobraba poco salario y se pasaban muchas estrecheces. Ello hacía que la labor educativa resultase más dura y difícil que en la actualidad.
Por otra parte, mantener la atención de los jóvenes en las materias ordinarias, amén de administrarles otros conocimientos de provecho, era tarea doblemente difícil. Los maestros no ganaban mucho, pero es que la gente corriente, no tenía tampoco mucho más dinero que digamos, así que las actividades extraescolares, eran más cuestión de ingenio que de otra cosa
Aprovechando las excursiones por los alrededores de la localidad, un buen día D. Joswaldo sale con la chavalería a recorrer los lugares cercanos al pueblo. Allí, a dos kilómetros de la población, en el paraje denominado como  la Fuente de la Mota, aparecen los restos de un antiguo poblado ibérico en un el lugar conocido por los lugareños como “Plaza del Moro”. Una vez allí, a simple vista se puede apreciar muchos restos de cerámica por el suelo, tanto la peculiar “terra sigillata” romana, como la más antigua y tosca con pinturas geométricas; también se aprecian algunos restos de lo que parece ser una muralla y restos de otras edificaciones. Aquel descubrimiento promete.
 
 "Foto de la época tomada en el paraje de la Fuente de la Mota. Chicos, de izquierda a derecha: Dionisio (q.e.p.d.), José Luis Cerrillo, Enrique, Jesús Manuel Conderana. Chica: Isabel. Se aprecia en sus pechos el alfiler-medalla que les avalaba como participantes del grupo de Misión Rescate"





Sabedor de lo importante del hallazgo, Joswaldo Gómez Ocaña pone en conocimiento de las autoridades pertinentes el descubrimiento, especialmente al que por aquellos años era director del Museo Arqueológico Provincial de Cuenca, D. Manuel Osuna, quien anima al maestro a participar en un programa de localización y recuperación de restos históricos de nuestra geografía  promovido por Radio Nacional de España y cuyo nombre era “Misión Rescate”. Las piezas por entonces halladas son donadas al Museo Arqueológico de Cuenca para su exposición. También se hace eco del hallazgo la Dirección General de Bellas Artes.

Siguiendo las indicaciones de D. Manuel Osuna inscribe a los alumnos más mayores del colegio de Barchín del Hoyo en dicho programa. Durante varios días todos ellos ascienden a los lugares del yacimiento para obtener más restos arqueológicos. Nunca se horadó el terreno, y las partidas de “batidores”, sólo se dedicaron a inspeccionar de forma ocular el terreno y a recuperar los hallazgos a pie de superficie para su posterior catalogación.

Gracias a ese descubrimiento, Joswaldo Gómez y sus alumnos, son premiados con una medalla conmemorativa y un pequeño premio en metálico, debiendo desplazarse  él y los críos a la capital a recogerla. Ello sería durante en el mes de junio de 1973.
 
 

"Recorte de prensa del diario ABC en donde se da noticia de la entrega de premios a los ganadores del concurso Misión Rescate de ese año. Entre ellos a los alumnos del colegio de Barchín del Hoyo"

Barchín del Hoyo, un modesto pueblo conquense, casi ignorado en las rutas comerciales habituales, insignificante para la gran mayoría de los naturales,  gana protagonismo y sale a la luz pública de los medios de comunicación; se hace visible en los mapas y toma protagonismo; y todo gracias a la labor de este sencillo profesor que llevó su afán de enseñar más allá de lo que su deber le encomendaba.

Las excavaciones posteriores, demuestran que el yacimiento es de gran importancia. “… un poblado de la Edad del Hierro, posiblemente de finales del s. IV a. C y cuya superposición de restos lo hacen habitable hasta el s. III de nuestra era” dirá en sus conclusiones la arqueóloga Marta Sierra Delage, que será la investigadora que retomará las investigaciones del descubrimiento y hallazgo que realizara Joswaldo Gómez Ocaña y la chavalería de Barchín del Hoyo. En la publicación Revista Cuenca nº 7, la investigadora Marta Sierra, publicaba sus primeras impresiones.
Ya ha llovido mucho desde entonces. Se han hecho más averiguaciones y se ha intervenido con más rigor en el lugar. Pero el comienzo de todo, el inicio de esa gran experiencia, comenzó allá por el lejano año de 1972 cuando un modesto profesor de enseñanza primaria, junto con sus alumnos, encontraron en Barchín del Hoyo los restos arqueológicos de un poblado de la Edad del Hierro hasta entonces no investigado.  Pusieron sus conocimientos y hallazgos en manos de las autoridades para su estudio e investigación y a raíz de ahí, se sabe lo que ahora se conoce. Que no se olvide ese hecho es nuestra labor.
Luis y Joswaldo Gómez López

5 comentarios:

  1. Luscinda y Jau han leído este artículo el día 31 de Agosto de 2013.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias y muchos recuerdos para todos

      Eliminar
  2. No conocía la historia del descubrimiento de la Fuente de la Mota. Gracias!

    Por cierto, la foto del yacimiento es mía:

    http://es.wikiloc.com/wikiloc/imgServer.do?id=1510397

    n placer que esté en un blog como este ;)

    Saludos,
    David

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El placer es nuestro, amigo David. Será un honor colocar su nombre en el pie de foto.

      Eliminar
  3. Leido con interes.
    alain Kermorvant , geofico que ha realizado unos trabajos de exploracion del subsuelo sobre este sitio.
    Sincèrement

    ResponderEliminar