lunes, 29 de septiembre de 2014

EL INTETNO DE SUICIDIO DE UN TOSIRIANO EN LA CIUDAD DE MURCIA DE 1885


"Fachada principal de la Catedral de Murcia"

Luis Gómez

            Traemos en esta ocasión una noticia, que si bien se titula “suicidio sacrílego” aunque lo cierto es que sólo se quedó en “intento de…”

            Al parecer, y según se desprende de la lectura del diario La República, un tosiriano de unos 25 años de edad, intentó suicidarse en el templo catedralicio de la capital murciana. Para ello, escondido bajo las escaleras que dan acceso al pulpito, sacó un revólver e hizo ademán de suicidarse, si bien, le faltó la puntería, el valor o ambas cosas, pues el disparo sólo le causó rasguños en la sien derecha, no siendo más grave la herida, que de otra forma, hubiese sido mortal de necesidad. La noticia informa de una nota manuscrita, a modo de carta dirigida al Sr. Juez, en la cual indicaría las causas o motivos que le llevaron a perpetrar dicha acción sobre su persona.  Poco más es lo que se desprende el noticiario y salvo el hecho de indicar que era natural de Torredonjimeno y que pertenecía a una buena familia de la localidad, el diario no nos da mayor información sobre el suceso.

            Otro diario de la época, El Día, en su ejemplar de 22 de octubre del año 1885, al abordar el mismo suceso, nos ilustra de otro dato. “servía en el cuerpo de telégrafos de aquella capital”. Sigue sin informar sobre el motivo, aunque no es de extrañar que las causas fueran del tipo “romántico” que tan en boga estuvieron a finales del s. XIX y principios del XX. De todas formas sólo son especulaciones, pues las investigaciones llevadas a cabo en las hemerotecas no dan más razón de este suceso, privándonos de los motivos reales que pudieron llevar a este tosiriano a atentar contra su propia vida.

"Aspecto interior de la catedral"

Dice así la noticia del diario La República

Suicidio sacrílego.

En la catedral de Murcia intentó suicidarse el último lunes un joven de 25 años, decentemente vestido y de arrogante fisonomía. Para realizar su propósito se ocultó en la escalera que da acceso al pulpito, disparándose un tiro de pistola sobre la sien derecha, que solo le produjo una ligera lesión. El joven es hijo de una distinguida familia de Torre Jimeno. y tenía escrita con lápiz una carta donde explicaba al juez su resolución. La autoridad eclesiástica dispuso inmediatamente la clausura del templo para bendecirlo de nuevo”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario