jueves, 4 de julio de 2013

ASESINATO EN PORCUNA Y TORREDONJIMENO



A finales del siglo XIX nos encontramos con esta noticia luctuosa acaecida en la provincia de Jaén. Se trata de una breve reseña que podemos leer en el apartado de sucesos del diario El País de finales de mil ochocientos. Y digo provincia,  por estar involucrados varios pueblos de la misma, más concretamente, Baeza, Porcuna y Torredonjimeno.

Dice así la nota de prensa:  

 

Ha sido capturado en un sitio llamado Campillo en el Km 100 de la línea férrea de Andalucía, Gil Gayo Moya, natural de Baeza y vecino de Porcuna, de dieciocho años de edad, confesando había cometido el delito de asesinato en la criada de su casa, María de los Dolores Molina, de treinta años, á la que, agrediendo con una faca, le dio una puñalada en la cadera y otra en el pecho, que, interesando el corazón, la dejó cadáver.

El hecho tuvo lugar en la cortijada titulada «Los Villanos», término de Torredonjimeno”.

 

"Vista aérea de Porcuna"
 
 
Una vez leído el texto, merece la pena realizar un par de aclaraciones.
Dice el periódico que el “asesino” Gil Gayo Moya es natural de Baeza, pero por lo visto residía en Porcuna, o mejor dicho, tenía allí su domicilio fiscal. Ello es posible, pues el apellido Gayo (también escrito en otros documentos más antiguos como –Gallo-) no es infrecuente en las localidades de Porcuna y de Torredonjimeno.
El asesinato, bien parece ser un asunto sentimental, en el que el joven, enamorado de la criada, la pretende sin ser correspondido, y en un ataque de celos, agarra la “faca” y acaba con el motivo de su sufrimiento. Es una hipótesis, claro está, pues la noticia no amplía ni da más detalles.
Otro dato curioso es el lugar del homicidio citado por la noticia, “Los Villanos”, no habiendo en Torredonjimeno ningún paraje con ese nombre, aunque si podemos encontrar el de “Los Villares”.
Es frecuente en el s. XIX encontrar erratas de este tipo en los periódicos de la época. Las crónicas se realizaban vía telefónica o vía telegrama, habiendo en muchos casos confusión a la hora de transcribir nombres y datos concretos.
Luis Gómez

No hay comentarios:

Publicar un comentario